Recortes Prensa
Menú Principal
Vinaora Nivo Slider

Recortes Prensa

Colectivos reclaman la articulación de políticas activas para erradicar la violencia de género

VIVA MÁLAGA - ALEJANDRA GUILLÉN - 10/11/2015 21:19 -VER TEXTO COMPLETO EN ANDALUCIAINFORMAACIÓN

Es un dolor imborrable. Esta lacra  que genera desigualdad y violencia, lejos de disminuir sigue aumentando la triste cifra de crímenes machistas. Estos asesinatos recibieron ayer la repulsa de todos los malagueños en una concentración convocada por la Plataforma Contra los Malos Tratos Violencia Cero, que tuvo lugar en la plaza de la Constitución, donde los ciudadanos, colectivos y representantes políticos mostraron su rechazo a las últimas muertes de mujeres en manos de sus parejas en España.

Todos los colectivos y organizaciones sociales exigen la articulación de políticas activas para erradicar este grave problema para nuestra sociedad. Y es que la violencia de género está rodeada de mitos y creencias, tal y como ha puesto de manifiesto el estudio elaborado por el Área de Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento, que revela que el 69,03 por ciento de los encuestados conoce algún caso de denuncia falsa y manifiestan que es muy común que las mujeres hagan esto, un extremo que choca de plano con los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que cifra esta situación en el 0,01 por ciento.

Al caso, la presidenta de la Plataforma Contra los Malos Tratos Violencia Cero, Sagrario Nieto, asegura que es un aspecto más del “patriarcado y el machismo” instaurado en nuestro país; ése que dice: “si le pega por algo será”. Nieto subraya que “los nuevos machismos” se están “retroalimentando” y salen nuevos mitos como el de la denuncia falsa.

No obstante, Rafael Soto, de la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género (Ahige) indica que el mito de la denuncia falsa “quiere seguir mostrando a una mujer malvada que engaña al hombre”. “Nos quieren hacer creer que ejercer violencia sobre una mujer “mala” es más tolerable”.

ARRAIGO

Esta investigación también ha demostrado con números el importante arraigo del piropo entre los jóvenes (53,76 por ciento) de costumbres más habituales en hombres más mayores. La presidenta de Violencia Cero destaca que estos datos vienen a reflejar aún más la “indefensión” y la “agresión” que sufren las mujeres a lo largo de su vida, tanto en el ámbito privado como en el público. “El piropo está totalmente aceptado y bien visto. Si no lo aceptas, te tachan de estrecha o de feminista”, apostilla.

Por ello, todos coinciden en que el principal fallo radica en la educación. Almudena Gallego, gerente de la Fundación Anna O, apunta: “Se requiere de un trabajo duro y constante, porque hay determinados conceptos que están muy interiorizados y hay que hacerles ver que la mujer no es ni un objeto, ni una posesión, ni inferior al hombre, ni debe quedarse en casa cuidando a los niños si no es lo que ella desea”. Para Gallego, si se consigue asimilar esto “habremos dado un gran paso en la eliminación de la violencia y la concepción sobre la mujer”.
Al respecto, Sagrario Nieto alerta que es “alarmante” la tolerancia de las chicas y los chicos a las situaciones violentas. “Vemos que a pesar de las campañas de concienciación y de información, las mentalidades no cambian”.

“Todos queremos en esta sociedad que las niñas sigan siendo princesas, que tengan un rol de pasividad y doblegarse al hombre”, añade Nieto.
Entre los avances, desde Ahige señalan que de forma “lenta e insuficiente” los varones son capaces de identificar diferentes tipos de violencia además de la física, aunque “nos falta compromiso para superar la complicidad con los varones que maltratan”.

Leer más ...

“Son más importantes las marcas que llevamos que lo que somos”

Olivera Palacios lleva cuatro décadas ejerciendo como psicoanalista :: Yhasmina garcía“Si dejamos a los hijos hacer lo que les da la gana, creamos unos niñatos”, advierte

Patricio Olivera Palacios Psicólogo y psicoanalista

Por Miguel Ángel Oeste . Diario Sur Domingo 11.05.2014

Nació en Argentina, es el tercero de once hermanos, la preocupación por el hombre siempre estuvo presente en su vida, lleva cuarenta años ejerciendo como psicoanalista. Su campo de trabajo es muy amplio. Ha trabajado en Centros de Educación Permanente, con familias de Proyecto Hombre, con diversos grupos de terapia y de formación, en Asociaciones en diferentes pueblos., actualmente con la Fundación Anna O. Afirma que la cultura del bienestar ha sido mal gestionada y que la sexualidad y amor es el gran divorcio de nuestro tiempo.

-Después de 40 años como psicoanalista, ¿no cree que la salud de la sociedad cada vez está peor?

-El hombre de hoy tiene problemas para compaginar los deseos individuales con las exigencias sociales de la convivencia. Lo soportable se convierte en insoportable y de ahí, los miedos, ansiedades, depresiones, inseguridades varias, las enfermedades que para el psicoanálisis son los síntomas.

-¿Qué le pasa al hombre de nuestro tiempo?

-A la normal angustia de vivir, el hombre de hoy se ve exigido a ser feliz, tener éxito, ganar dinero sin trabajar, disponer de tiempo para el ocio. El trabajo está devaluado y no me refiero a la crisis, sino al trabajo como valor. El esfuerzo se entiende como castigo, por eso se lo rechaza. Se promociona lo fácil, lo cómodo, el hacer lo que nos da la gana. La responsabilidad, el compromiso esta en desuso, es una carga.

-¿Escondemos nuestras inseguridades porque somos frágiles?

-En general sí. Somos inseguros desde el mismo momento de nuestro nacimiento y esto se atenúa o se agrava, según en manos de quien hayamos caído. Luego, a medida que crecemos y ante las dificultades del día a día uno va inventando defensas para sobrevivir a tanta inseguridad y tan angustioso malestar.

-¿Qué vida hacemos que parece no satisfacernos?

-Pienso que la gente no sabe lo que quiere, las prisas le impiden parar, mirar para adentro y preguntarse en qué esta, adonde quiere ir. La seducción del mercado es muy grande y miramos para afuera. Estamos aborregados y necesitamos un pastor que no tiene preparación, que es muy paleto pero que lleva muy bien el rebaño.

-¿Qué piensa de la velocidad que ha adquirido nuestra vida con los avances tecnológicos?

-Los avances de la ciencia y sus efectos en las tecnologías siempre serán bienvenidos. El problema no son los objetos, sino qué hacemos con ellos, para qué los queremos. Anuncian el nuevo Ipod que va a salir en los EE UU y al día siguiente hay colas. Son más importantes las marcas que llevamos que lo que somos.

-¿Es verdad que el ser humano no se plantea nada hasta que aparecen los problemas?

-El problema no es tener problemas, la vida es un problema, sino qué hacemos con los problemas. La vida nos exige constantemente.

-Su tema es la familia, el centro de lo que seremos.

-La familia no es importante porque ciertos sectores de la sociedad se adueñen de su valor. La familia es un hecho, una construcción de la civilización. ¿Cuál es la tarea fundamental del padre y la madre? Educar. La educación no empieza en la Escuela, empieza en el hogar, sigue en el hogar y termina cuando los retoños se van del hogar de sus papás.

-¿Considera que la madre sigue asumiendo el rol completo en la familia o por el contrario el padre ya asume su espacio?

-El lugar que ocupa la madre es fácil, ojo, no digo la tarea. Es fácil porque se lo marca la naturaleza. ¿Y el padre? Pues sería bueno que ciertas decisiones las tomen entre los dos y si es así, ya tenemos al padre algo más comprometido con el tema hijos.

-Una contradicción: Los jóvenes están más preparados hoy en día pero se buscan peor la vida.

-A los jóvenes les pasa lo que a sus padres. Si estos están mirando hacia fuera para saber qué hacer, ¿adónde miran sus hijos? Si a estos hijos les hemos dejado hacer lo que les da la gana, ¿están preparados para afrontar las dificultades concretas de la vida con sus frustraciones y sus logros? No, hemos construidos unos niñatos.

-¿Quizá estamos construyendo una sociedad del todo vale?

-Estamos creando un imaginario que es solo eso, que la vida se puede vivir sin esfuerzo. Vivir es un esfuerzo. Manuel Alcántara, hace años, cuando comenzó la campaña antitabaco, se harto de tanta cosa que mata y en una de sus artículos decía: «vivir es perjudicial para la salud»; fantástico.

-Usted afirma que la sexualidad y el amor es el gran divorcio de este siglo.

Sí. Antes existía la conquista. Hoy esto es perder el tiempo, otra vez las prisas y el número, por el lado del varón y por el lado de la mujer. En un grupo de mujeres, hablaba una de ellas acerca de las relaciones que tenía con un hombre. Una compañera le preguntó: ¿pero estáis enamorados? Y el grupo respondió con una carcajada. Se habla de sexo, pero no de amor; se habla de técnicas pero no de proyectos comunes.

-¿Por qué hoy día están más cuestionadas que nunca las relaciones sentimentales?

-No se soporta la frustración. Ante la angustia de los desencuentros, las discusiones, un ansiolítico es tomar decisiones precipitadas: me voy, te vas, no te soporto. Es curioso, en este desencuentro, los varones no soportan las discusiones, las evitan, a las mujeres si no les gustan, las soportan mejor y, en la confrontación, ganan por goleada.

Leer más ...

Violencia machista radical. Carta al director de El País de Patricio Olivera Palacios (Psicoanalista y responsable de Formación de Fundación Anna O)

CARTAS AL DIRECTOR

Violencia machista radical

El País. 22 MAR 2014 (ver noticia aquí)

La muerte de cuatro mujeres en dos días reabre el debate sobre cómo actuar. Este titular de EL PAÍS abre una pequeña brecha diferente a la que hoy y desde hace muchos años se escucha en todos los foros con repercusión social: la violencia machista radical y con una dialéctica rígida e inamovible, un agresor y una víctima. Me pregunto, ¿debate sobre cómo penalizar más y mejor al infractor?, o ¿debate para plantearnos qué es lo que pasa que pese a tantas penalizaciones, el problema de la violencia machista y social no remite?

Escuchaba en la cadena SER a una mujer habitual en los foros de debate decir: “A este paso, la mitad de la población española estamos en situación de riesgo”, lo cual coloca a la otra mitad, los varones, en criminales posibles, agrego yo. Pregunto: estos planteamientos, ¿favorecen que los hombres reflexionen sobre este fenómeno con ánimo autocrítico y de cambio, o radicaliza su hostilidad hacia quienes así les acusan?

Hace una semana, en el mismo periódico salían unas noticias acerca del fracaso de las políticas del botellón: las penas puestas en vigor no han servido para mejorar este problema, ya que siguen bebiendo cada vez más y cada vez más jóvenes. ¿Insistimos en mayores penalizaciones o nos preguntamos por qué no hemos conseguido los resultados esperados? Si pensamos en políticas penales, lo que queda es la ley del Talión, que aún funciona en algunas culturas: ojo por ojo, diente por diente. ¿Es eso lo que queremos o nos ponemos a pensar en otras vías que nos permitan un planteamiento más humano y no sexista del problema de la violencia? Yo quisiera esto último.—

Patricio Olivera Palacios. Málaga.

Patricio Olivera es Psicoanalista, psicoterapéuta de familias y responsable de formación de Fundación Anna O.

Aquí pueden ver la noticia a la que se hace referencia: Pulsar

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Nuestros Tweets

Solicitar Cita

Por favor rellene sus datos de forma correcta para que podamos atenderle. No realizamos consulta online, sólo de forma presencial en nuestro centro en Málaga (España)

Descarga nuestros folletos

Folleto Corporativo
folleto profesionales de la salud
Folleto Grupo de Hombres
Folleto Centro de Apoyo a Mujeres Fundación Anna O.
femineidad17
Mujeres Célebres 2017

FacebookG+TwitterRSS